Actualizado: 22/01/2022 2:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

A debate

Tras la carga de los emails

Miami opina: Tres visiones en torno a la actualidad cultural en la Isla luego del debate sobre el pavonato.

Enviar Imprimir

"Pero para mí no tiene sentido detenernos a identificar inconsistencias. El totalitarismo es una máquina dedicada a provocar inconsistencias: se piensa de una manera y se actúa de otra muy diferente. Es bueno que quien ayer calló hoy se atreva a hablar. No tiene sentido criticar a quien hoy alza la voz para protestar sólo porque ayer formó parte de los represores", agregó.

Por su parte, y a pesar de que, según sus palabras, "muchos intelectuales en la Isla no comprenden la vinculación esencial entre la propiedad privada de los medios de producción y la libertad política", el periodista y politólogo Adolfo Rivero Caro tomó distancia de quienes en Miami han criticado con alguna dureza el debate en torno al Quinquenio Gris, tildándolo de eufemístico, inconsistente e incluso irreal.

TEMA: La exaltación de ex comisarios políticos

"Es natural que muchos talentos, que estaban siendo apoyados y cultivados por el Estado cubano, se marchitaran y desaparecieran al encontrarse ubicados bruscamente en el ambiente más ferozmente competitivo del planeta (…) Los intelectuales y artistas de la Isla comprenden perfectamente esta realidad y la mayoría prefiere luchar como una personalidad dentro de Cuba a exiliarse en Estados Unidos, y desaparecer de la vida pública al poco tiempo", escribió el periodista en su página de internet.

"Es por eso que tenemos que simpatizar y apoyar su lucha, aunque, desde nuestro punto de vista, resulte un poco absurda. Es como si una máquina del tiempo nos permitiera participar en discusiones morales del siglo XIX. No hay nada que discutir. Tenemos que luchar a favor de Oscar Wilde".

En esta cuerda, Carlos Alberto Montaner se muestra convencido de que el futuro cubano debe ser inclusivo, todavía más, si cabe, desde el ámbito cultural. "A Woody Allen le gusta decir que cuida mucho el futuro porque es el sitio en el que tendrá que vivir, y tiene razón", consideró el escritor.

"El pasado ya lo hemos echado a perder: tres generaciones de cubanos han vivido y sufrido la atroz experiencia de una dictadura comunista muy parecida a las que padecieron los centroeuropeos. Ahora tenemos que prepararnos para construir un futuro en el que quepan todos".

"Me pareció que el discurso de César López fue en esa dirección. Mencionar a varios escritores cubanos que murieron en el destierro, ofendidos y humillados, es un buen comienzo. En la república que viene tienen que caber todos", concluyó el presidente de la Unión Liberal Cubana.

Por otro lado, el crítico y poeta Joaquín Badajoz consideró que la política en Cuba, "como casi todos los temas de nuestras vidas de animales insulares, tiene un contenido altamente emocional. Eso, por supuesto, se manifiesta también en la literatura y el arte, y en los juicios y debates intelectuales. La razón creo que está en que hemos vivido dentro de estructuras elásticas, que responden a regulaciones bastantes subjetivas, personalistas y arbitrarias".
"En eso radica la adaptabilidad del cubano, la doble moral, su capacidad para entrar y salir de la ilegalidad, para durar, como diría el maestro Fernando Ortiz, en una parodia cotidiana de otra tragedia mayor: la necesidad de resistir. Por eso, la intelectualidad cubana, por temporadas, se nos revela como una fuerza contestataria, revolucionaria o subversiva".


Raúl Castro y el ministro de Cultura, Abel Prieto, en la apertura de la Feria del LibroFoto

Raúl Castro y el ministro de Cultura, Abel Prieto, en la apertura de la Feria del Libro. (AP)