Actualizado: 24/06/2022 11:47
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Opinión

Contra el reloj

El retorno del Secretariado del PCC: Una estructura obsoleta que permite un gobierno ficticio.

Enviar Imprimir

"Esta primera generación todavía coopera con las nuevas que acatan la autoridad de los pocos que vamos quedando… Está la segunda; ahora, la tercera y la cuarta… yo tengo una idea clara de lo que va a ser la cuarta generación, porque tú ves a los muchachos de sexto grado haciendo su discurso. ¡Qué talento hemos descubierto!".

Es indudable que el Comandante prefiere a los jóvenes: "la cuarta [generación] debe saber, con todo lo que está haciendo ahora, por lo menos, dos veces y media lo de la tercera".
Regreso a los setenta

La decisión de volver a establecer el Secretariado del Comité Central abre una nueva interrogante sobre la realización del próximo congreso del PCC, que debió celebrarse en el año 2002 y todavía no ha sido convocado.

En 2001 se realizaron Plenos Provinciales del Partido —presididos por Raúl Castro en las provincias orientales—, sin que la prensa entonces hiciera referencia a estas actividades como paso previo a la celebración del evento nacional. De entonces hasta la fecha, ha reinado el silencio y no hay indicio alguno de que la reunión vaya a realizarse en un futuro cercano.

Esta última reunión del Buró Político produjo otras dos noticias. Una fue la destitución de uno de sus miembros, Juan Carlos Robinson, y su expulsión del Partido, incluso dejando abierta la posibilidad de que sea juzgado. Robinson —de la raza negra y perteneciente a la "tercera generación"— fue separado por incapacidad y errores, así como "prepotencia y altanería, abuso de poder y ostentación del cargo, indiscreciones y reblandecimiento de sus principios éticos".

Acusaciones personales de este tipo son las usuales en estos casos, pero por lo general en Cuba los altos dirigentes "caen en desgracia" o son separados de sus cargos. No son defenestrados de una forma tan notoria, que implique la expulsión del Partido. Además de Aldana, el otro miembro del Buró Político expulsado en los últimos tiempos fue el ex canciller Roberto Robaina, hace cuatro años.

También la reunión sirvió para ampliar el número de departamentos que forman parte del Aparato Auxiliar del Comité Central, con la aprobación de otros tres: cultura, salud pública y ciencia. Con los incorporados, ahora suman trece los departamentos.

Al menos dos de las informaciones —la creación del Secretariado y la ampliación de los departamentos del PCC— apuntan hacia un mayor control ideológico de las diversas esferas de gobierno. Al disponer de mayores recursos, Castro cierra las posibles brechas y vuelve a un modelo similar al imperante en los años setenta.

El gobierno del presidente venezolano Hugo Chávez asume cada vez más el papel desempeñado por la desaparecida Unión Soviética: brindar los subsidios económicos necesarios para la permanencia del régimen.

Estos fondos permiten el renacimiento de estructuras obsoletas, que en la práctica impiden el desarrollo del país, pero posibilitan un ejercicio de gobierno ficticio mientras el dictador se aferra al mando, empeñado en colocarle hojas al calendario, como si el tiempo no sólo pudiera detenerse sino avanzar hacia el pasado.


« Anterior123Siguiente »