• Registrarse
  • Iniciar sesión

Crónicas: El Año del Cerdo

22 Comentarios Enviar Print

El cerdo era la evidencia. Lo supo la marquesa nada más pisar Thamacun, penetrar los entresijos de su historia y descubrir, fascinada, la iconografía sobreviviente. Los bocetos, cartas y banderas que un día pertenecieron a Malver Adenauer, rescatados para el tiempo de la Refundación.

Era 1763 y el cerdo iba a constituir la verdadera cofradía, la revolución de Megan y Beatriz. El animal multifacético. La gozosa utilidad del sujeto hedonista, del abastecedor espiritual.

Adenauer, en realidad, no sólo huía de la armada española cuando desembarcó en el Reducto. También lo perseguía el recuerdo de la Quinta Ley de la Cofradía. Según ésta, vigente cuando las Tortugas aún constituían un hogar para el fundador, los piratas no debían poseer mujeres de raza blanca. En las Tortugas echar raíces, conformar una familia, significaba un órdago contra la libertad de los lobos de mar. Pero el fundador de Thamacun había descubierto, desde hacía mucho tiempo, que la primera libertad es interior. La primera y tal vez la única. Y su mujer, sus hijas, eran holandesas. Tan blancas como la leche.

Pero aquella era otra historia. El concepto revolucionario que implicaba la dignificación del cerdo, ya esbozado por el padre fundador -ya recreado en un burdel de La Habana-, serviría a Beatriz de Eugenia para desarrollar y popularizar, secundada por su amante británico, el “himeneo thamacunés”. Bajo la batuta de la pareja el término adquiriría otra connotación en el islote, una sensorialmente espiritual, enfocada a fundir y/o revolucionar los tipos “placer” y “creatividad”.

Más de un estudioso ha sugerido que el himeneo de Megan e Eugenia guarda abundantes puntos de contacto con la idea del hedonismo práctico que Richard del Monte desarrollara, recién iniciado el siglo XXI, en sus Crónicas de El Año del Cerdo. Después de todo, ¿el puerco no obtenía suficiente felicidad en vida, no ofrecía suficiente felicidad en su muerte? ¿Y no guardaba suficiente dinero la hucha de cerdo? ¿No había sido la alcancía del cerdito el invento por antonomasia del Reducto, al punto de haber conquistado Inglaterra?

Había que hacer bueno al puerco. Había que hacer bueno el dinero.

Cortesíahttp://www.letrademolde.com/



Krauthammer: McCain presidente

167 Comentarios Enviar Print

Un artículo de Charles Krauthammer, que pone el parche antes que la corriente de la hemorragia se lo lleve a quién sabe dónde. Cabe reconocerle al analista su persistencia –más sus indiscutibles virtudes como periodista-, pero ojo: tampoco parece de recibo acusar, indirectamente, a aquellos liberales y/o neocons y/o conservadores y/o librepensadores que apoyan a Obama, de renunciar a sus principios.

No es lo mismo renunciar a los principios que renunciar al partidismo encorsetado del caballo con orejeras. Hay demasiados elementos en juego en estas elecciones, innegablemente históricas, como para reducirlas a una cuestión de partidismo. La independencia empieza por casa: ningún partido, ningún gobierno, ninguna ideología, puede condicionar la opinión de quienes piensan con cabeza propia.

McCain presidente

un artículo de Charles Krauthammer

Reticente a seguir la corriente como soy, voto por John McCain. No estoy hablando de impugnar las encuestas o el consenso entre los medios cerrado antes de hora. Estoy hablando de oponerse a la corriente de conservadores oportunistas según las circunstancias que se adjuntan a Barack Obama antes de quedar condenados al ostracismo sin una sola cena de estado a la que asistir durante los cuatro años siguientes.

Me resisto con uñas y dientes a la acometida de los conservadores de todo pelaje que abandonan el barco -los neo (Ken Adelman), los moderados (Colin Powell), los congénitos/irónicos (Christopher Buckley) y los socialistas/ateo (Christopher Hitchens)- al grito de “¡Basta!” No tomaré parte en este grupo multicolor. Me hundiré con el barco de McCain. Prefiero perder unas elecciones a perder mis principios.

En primer lugar, no guardaré relación con la barroca defensa montada a modo de trampa para votar al aspirante presidencial más progre e inexperto de la historia reciente. El asunto del temperamento “errático”, por ejemplo. Como si la tentativa arriesgada e infructuosa pero de ninguna manera irracional por parte de McCain de abrirse paso tácticamente a través del tsunami económico que llegó arrollando hace un mes hiciera inadecuado para el cargo al hombre que manifestó la más admirable ecuanimidad y valor frente a las presiones inimaginables como prisionero de guerra, y que superó más tarde de manera constante innumerables desafíos y reveses, no siendo el menor de ellos el derrumbe de su campaña hace apenas un año.

McCain el “errático” es un eslogan barato de Obama. La trayectoria de 40 años da fe de McCain el constante.

Tampoco voy a dar apoyo a la pretensión de “campaña sucia”. El doble rasero en esto deja helado. Obama difundió un calumnioso anuncio en español asociando falsamente a McCain con insultos anti-hispanos. Otro anuncio afirmaba falsamente que McCain apoya “recortar a la mitad las prestaciones de la seguridad social”. Y durante meses los Demócratas insistieron en que McCain pretendía 100 años de guerra en Irak.

Los críticos de McCain andan ofendidos porque planteó el tema de William Ayers. Lo que es sorprendente es que el propio Obama no se ofendiera por William Ayers.

Por otra parte, la más notable de todas las opciones tácticas de esta temporada electoral es el ataque que nunca ocurrió. Por extrema (e innecesaria) conciencia, McCain rechazó plantear la cuestión legítima de la asociación más notoria de Obama -con el reverendo hostigador racial Jeremiah Wright. Campaña sucia de veras.

La defensa de McCain es obvia. La crisis financiera ha hecho que olvidemos, o que neguemos ciegamente, lo peligroso que es el mundo de ahí fuera. Tenemos un enfrentamiento de una generación de duración con el jihadismo islámico. Un Irán apocalíptico que pronto será nuclear. Un Pakistán en peligro de cantonizarse que tiene armas nucleares. Una ascendente Rusia que aprieta las tuercas del revanchismo. Mas la sorpresa segura estilo Malvinas que saldrá de la nada.

¿Quién quiere que responda a esa llamada a las tres de la mañana? ¿Un hombre que ha estado dando clases intensivas el último año acerca de estos asuntos, que nunca ha tenido que tomar una decisión ejecutiva que afecte a una ciudad como mucho, y menos aún al mundo entero? ¿Un principiante de la política exterior instintivamente dado al multilateralismo más efímero y pomposo (por ejemplo, el muro de Berlín cayó debido a “un mundo que se hace uno”), y que se refiere al acto de guerra más deliberado desde Pearl Harbor como “la tragedia del 11 de Septiembre”, un término más apropiado para un accidente de autobús?

¿O quiere usted que responda un hombre que es el conocedor de la política exterior más preparado, mejor informado y más serio del Senado de los Estados Unidos? ¿Un hombre que no solo tiene las mejores intenciones, sino que tiene el honor y el valor para, sí, poner al país primero, como cuando libró la solitaria batalla por el incremento que convirtió Irak de derrota catastrófica en victoria estratégica realizable?

Simplemente no hay color. El propio segundo de lista de Obama advertía esta semana que la juventud y la inexperiencia de Obama invitan a la crisis - una crisis “generada” en la práctica para ponerle a prueba. ¿Puede usted ser serio con la seguridad nacional y votar el 4 de noviembre para dar pie a esa prueba?

¿Y qué tal la superará? Bien, ¿cómo le ha ido en las dos únicas pruebas significativas de la política exterior a las que se ha enfrentado en lo que lleva en el Senado? La primera fue el incremento. Obama fracasó espectacularmente. No sólo se opuso a ello. Intentó denigrarlo, impedirlo y, finalmente, negar su éxito.

La segunda prueba era Georgia, a la cual Obama respondió por instinto con equivalencia moral imparcial, animando a la contención por ambas partes. McCain no tuvo que consultar con sus asesores para identificar inmediatamente al agresor.

La crisis económica de hoy, como todas en nuestra historia, pasará con el tiempo. Pero los bárbaros seguirán a las puertas. ¿A quién quiere usted en la barrera? Yo estoy a favor del que sabe diferenciar al lobo de los corderos.

Cortesía http://www.postwritersgroup.com



Valdés Zamora: Kundera y ciertos seres insoportables

25 Comentarios Enviar Print

un artículo de Armando Valdés Zamora

Milan Kundera no necesita presentación. Es uno de esos escritores que se conocen hasta sin habérseles leído. Un gran mérito ése, pienso, cuando se sabe que Milan desde hace años rechaza toda aparición en público y toda entrevista. Todo lo contrario a lo que caracteriza a los escritores ligths de nuestra época, adeptos a cuanta pirueta pública ayude a aumentar las ventas de los libros y permita olvidar el muchas veces pésimo contenido de los mismos.

Kundera vive en París desde el año setenta y cinco, cuando saliera huyéndole al comunismo entonces checo y eslovaco. Sin embargo, sus relaciones son conflictivas, tanto con los franceses que lo acogieron como con los checos que no pueden deshacerse de él.

Las razones de estos encontronazos, por supuesto, son diferentes. Los franceses no le perdonan que escriba en francés, lo cual a su vez molesta a los checos, quienes lo ponen en el mismo nivel de rechazo que a Kafka, que, como todos saben, escribió en alemán.

Pero hay más, por supuesto. Por ejemplo, Kundera publicó su novela La ignorancia en otros idiomas antes que en francés, la lengua en la cual fue escrita. La novela sólo se publicó en Francia años después de editada en español. Los checos tampoco aceptan que este compatriota polémico haya triunfado por su genio y por encarnar el intelectual disidente de Europa del Este, exilado en París, además, al mismo tiempo que ellos soportaban adentro las dosis nada leves de precariedad y represión propias de todo régimen totalitario.

Hace tiempo, de una manera u otra circulan rumores –sobre todo venidos de Praga- que aluden a una supuesta colaboración del joven Kundera con la policía política comunista.

Todos conocen ahora el escándalo de hace unos días: medios de prensa citaron la información de Respekt, un semanario checo, donde se reproduce un supuesto documento de 1950 de la policía en el que figura el nombre del autor de La insoportable levedad del ser como el del delator de Miroslav Dvorácek, desertor del servicio militar e hipotético agente de occidente.

Parece ser que el novio de la amiga que hospedara a Dvorácek, un tal Miroslav Dlask, antes de morir le dijo a la chica, convertida en su mujer, que él había revelado a Kundera el paso de Dvorácek por el cuarto de estudiante de su entonces novia. Del tiro Dvorácek fue condenado a veintidos años de trabajos forzados, de los cuales cumpliría catorce.

La difusión de la noticia fue instantánea y universal, como corresponde, me digo, a una información relacionada con alguien de tanta notariedad como Kundera. Rápida fue también la negación del escritor.

Se supo en pocas horas que el tal Dvoráck tiene ahora ochenta y tres años y vive en Suecia. Su enfermedad –y el tiempo, supongo yo- no lo motivaron a echarle leña al fuego, como sí hizo su mujer. “Nunca confiamos en él”, dijo esta mujer famosa gracias al sufrimiento del marido, e inquisidora de unas horas de Milan.

Las especulaciones, acusaciones y defensas se sucedieron en poco tiempo. Y casi nadie reparó en otra información llegada poco después. Yo la leí el 17 de octubre en El Figaro, el más importante períodico conservador francés.

Según cuenta el historiador checo Zdenek Pesat, fue el propio Miroslav Dlask quien denunciara a Dvorácek. La fuente no puede ser más fidedigna: se lo contó a él mismo.

Extrañamente, el documento que inculpa a Kundera no está firmado por éste ni por nadie, como señala Mónica Zgustova en su artículo Kundera y sus inquisidores, publicado en El País. En este caso, o fue el propio Dlask quien hizo la denuncia en nombre de Kundera, o el documento es una superchería que dejaría mal parado al llamado Instituto para el Estudio de los Totalitarismos, el origen de las revelaciones.

Casi veinte años después de la caída del comunismo ya no son secretos los métodos con que se fabricaban testimonios y pruebas contra los disidentes. Esto, más la fragilidad del miedo de la que no escapa ningún ser humano en tales circunstancias de vigilias y denuncias, son los argumentos más sólidos de quienes defienden al escritor.

Siempre he pensado que los pueblos se equivocan al proclamar a sus ídolos literarios. Es decir, que dichas proclamaciones no coinciden con las canonizaciones que se hacen desde el exterior, a mi modo de ver más objetivas.

Ejemplos de lo anterior sobran. Los argentinos durante años negaron la grandeza de Borges. Muchos mexicanos condenaban a Octavio Paz y no le perdonan a Carlos Fuentes la frase de tener que vivir fuera de México de tiempo en tiempo por higiene mental. Sin hablar de las relaciones de los peruanos con Vargas Llosa o la de los propios franceses con Marcel Proust: “Eso es Proust”, acostumbran a decir, de manera despectiva, cuando las frases son extensas o se regodean en una descripción memorística. No hablo de las relaciones de los cubanos con sus escritores, tema complejo y polémico. Baste recordar las ronchas provocadas hace apenas unos años por el ensayo Oye mi son: el canon cubano, del académico cubano-americano Roberto González Echevarría, quien se ocupaba de enumerar y calificar una lista de los escritores cubanos fundamentales del siglo XX.

Y hace unos meses mi alegría fue inmensa al descubrir esa idea de los ídolos locales errados en El telón, el último libro de ensayos publicado por Kundera. El escritor franco-checo lo explica de dos maneras. Primero, por ejemplos de escritores reconocidos por críticos extranjeros: Rabelais por el ruso Bakhtine, Dostoïevski por el francés André Gide, Ibsen por el irlandés Shaw, James Joyce por el austríaco Hermann Bosch, y así sucesivamente.

Pero Kundera también se refiere al provincianismo, la incapacidad (o el rechazo) de insertar su propia cultura en un gran contexto. El provincianismo de las pequeñas naciones, dice, se explica por el interés de éstas de preservar sus ídolos del gran contexto mundial, de retenerlos en casa. Sobrepasar los límites de casa es visto como algo pretencioso, despreciable con respecto a los orígenes. Lo mismo, me repito, que anima cierta aversión crónica de los checos hacia Kundera.

Yo, que leía a Kundera como terapia sensible e inteligente en Cuba a través de urgentes préstamos de amigos, y encontré después en París en nuevas relecturas de sus libros la respuesta a muchos comportamientos humanos en mis discusiones con los franceses, quiero que Kundera sea inocente. Que no tenga nada que ver con esa delación dudosa. Es más, transformo en hipótesis ese deseo, y me digo que en este asunto él es la víctima de un coctel nocivo de envidia nacional provinciana por sus méritos en lo que Goethe llamara la literatura mundial o Weltliteratur, y de cierta impotencia de quienes, aun reconociéndolo, no le perdonan ser auténtico y crítico en temas y comportamientos que no coinciden con la disciplina bufonesca que debe respetar casi todo escritor conocido que quiera ser vendido como tal en nuestros días.



Obama apura su ventaja

93 Comentarios Enviar Print

Dos importantes espaldarazos ha anunciado Barack Obama antes de irse a ver a su abuela Madelyn Payne Dunham, de 85 años, enferma en Hawai: los de Paul Volcker, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos entre 1979 y 1987, y el ex secretario de Estado y héroe de la Guerra del Golfo, Colin Powell. El momentáneo abandono de la campaña –por esta causa de fuerza mayor-, en momentos en que la tendencia en los sondeos continúa favoreciendo al ticket demócrata, podría beneficiar más que perjudicar al senador por Illinois.

Entretanto, la campaña de John McCain ha abandonado parcialmente sus acusaciones en torno a las antiguas amistades y/o relaciones de Obama, inefectivas hasta ahora, para centrarse en el supuesto carácter socialista de las propuestas demócratas. Un cambio de frente que apunta transversalmente al gran tema de la campaña, esto es, la economía. Según algunos sondeos, el senador por Arizona no se ha mostrado suficientemente convincente en este apartado, decisivo de cara al resultado final. De manera que el ticket McCain-Palin está dorando la píldora de las subidas de impuestos a las empresas que obtengan más de 250 mil dólares en ganancias, anunciadas por Obama.

Tres pudieran ser las causas fundamentales de la caída de la candidatura republicana en las encuestas, tendencia que se ha mostrado invariable durante las últimas cuatro semanas:

-La envergadura de la actual crisis financiera, que tiene lugar bajo mandato republicano.

-La elección de Sarah Palin, que aterroriza a quienes la imaginan ocupando el Despacho Oval tras un eventual fallecimiento de McCain.

-La sorprendente falta de criterio mostrada por el republicano frente a asuntos tan cruciales como la propia elección de su compañera de fórmula. A McCain se le ha visto errático, a ratos nervioso y con tendencia al mal humor: en lugar de mostrarlo como un político responsable, su abandono de la campaña durante los días del salvataje podría haber insinuado cierto grado de incapacidad para batallar en dos frentes al mismo tiempo.

Una reciente encuesta del Centro Pew revela cierta pérdida de confianza en McCain por parte del electorado. Así, un 41% de los encuestados estima que el republicano maneja criterios errados, contra el 29% que piensa lo mismo de Obama. El candidato demócrata es percibido en el mismo sondeo como la opción más capacitada, con un 53% contra un 32%.

Según otro sondeo de última hora entre votantes independientes –un sector del electorado que resultará decisivo-, este de la cadena NBC y Wall Street Journal, la ventaja del candidato afroamericano ronda los doce puntos, 49% frente al 37% de McCain.

¿Pensilvania tiene la llave?

En Pensilvania, donde McCain anduvo de campaña ayer, están en juego 21 votos electorales, los cuales podrían ser determinantes para que el candidato republicano pueda alzarse con la victoria en noviembre. Allí, el senador por Arizona hizo énfasis en su capacidad para conducir el país ante una crisis militar. “Estados Unidos no tendrá un presidente que necesite ser probado”, dijo. “Yo ya he sido puesto a prueba, amigos míos”.

“El candidato presidencial republicano recordó haber estado listo para lanzar bombas durante la crisis cubana de los misiles de octubre de 1962”, escribe el analista Glenn Johnson, de Associated Press. “Crisis de la que Biden dijo el fin de semana que puso a prueba al presidente John F. Kennedy, elegido poco antes, y fue el modelo para el tipo de "crisis generada" que enfrentaría el demócrata Obama, de 47 años, seis meses después de asumir el cargo.

"Yo estaba a bordo del (portaaviones de guerra) USS Enterprise", señaló McCain, un ex piloto naval, en Harrisburg. "Estaba sentado en la cabina, sobre la pista de despegue del USS Enterprise, frente a la costa de Cuba. Tenía un objetivo. Mis amigos, ustedes saben lo cerca que estuvimos de una guerra nuclear".

Según el sitio especializado RealClearPolitics, que resume los sondeos a nivel nacional, en Pensilvania la ventaja del senador por Illinois es de once puntos (51,7 contra 40,7). De manera que los esfuerzos de McCain por remontar en este Estado, virtualmente perdido, demuestran a las claras su importancia. En 2004, Kerry se llevó Pensilvania por un margen relativamente estrecho.

Son los votos electorales, estúpido

Todas las encuestas de intención de voto dan ahora mismo ganador a Barack Obama. Gallup, 52 contra 41; Zogby, 50 frente a 42; Pew, 52 versus 38; CNN, 51 sobre 42; NBC- Wall Street Journal, 52 sobre 42. Por último, RealClearPolitics ve una diferencia de 7,6 puntos porcentuales a favor del demócrata, 50,6% frente al 43% de McCain, en su resumen de sondeos.

En cualquier caso, será la suma de votos estatales más que la cantidad de votos populares el factor clave en estas elecciones, y en este sentido las encuestas también ven triunfador al de Chicago. Parafraseando a Bill Clinton, “son los votos electorales, estúpido”. En Florida, estado considerado indeciso y donde la ventaja de Obama en los sondeos se ha reducido a dos puntos porcentuales en la última semana –y donde desde el lunes comenzó el voto anticipado-, los registros muestran que los electores de tendencia demócrata llevan más prisa que los republicanos.

Este martes, en el Downtown de Miami –donde cerró una gira de dos días por la Florida-, el candidato afroamericano llamó a las urnas a sus simpatizantes: "Ustedes pueden empezar a votar desde ya, necesitamos que todo el mundo vaya a votar después de este mitin", insistió.

En el Estado más sureño de la Unión los índices de desempleo superan la media nacional y la gente, como promedio, está más en peligro de perder sus casas que en el resto del país. La crisis de las hipotecas es aquí particularmente visible, pero el tema económico prepondera prácticamente en todas partes, Estado por Estado, elector por elector.



Sobre La Tabla

12 Comentarios Enviar Print

En una entrevista aparecida en este blog semanas atrás, el poeta Denis Fortún preguntaba al narrador Armando de Armas por qué su primera novela escrita en Cuba no había sido aún publicada en el exilio.

“Creo que el problema fundamental para que La tabla (dieciocho años después de haber sido escrita y de ser una de esas obras del ambiente underground de las cuales muchos hablan y pocos conocen) no haya sido publicada, es el Espíritu de la Época (…). Pero felizmente ese espíritu pudiera estar dando muestras de ir hacia el ocaso, y la novela quizá pudiera tener finalmente su lugar bajo el sol, o al menos bajo las prensas”, contestaba De Armas.

No se sabe si el susodicho espíritu ha entrado efectivamente en su ocaso –uno mira alrededor y por momentos tiene la impresión de que sucede todo lo contrario-, pero lo cierto es que La tabla finalmente ha hallado su merecido lugar bajo las prensas. La novela, escrita a tramos con los medios más inverosímiles y en medio de las situaciones más desesperadas –la historia de la escritura de La tabla constituye, podría constituir para mejor decirlo, una novela dentro de la propia novela-, será presentada este miércoles 22 de octubre, a las siete de la noche, en la sede de la Fundación Hispano Cubana (Orfila 8, 1ºA), en Madrid. La presentación correrá a cargo del escritor y editor Orlando Fondevila.

El autor se ha desplazado a la capital española para el lanzamiento. Recomendamos no se pierdan las anécdotas de Armando de Armas en torno a la escritura de la novela. Y que, por supuesto, no dejen de flotar sobre La tabla.

Baquiana en el Centro Cultural Español de Miami

Por su parte, la revista Baquiana celebra este viernes, a las ocho de la noche, en el Centro Cultural Español de Coral Gables (800 Douglas Road, Suite 170), el lanzamiento de su ya tradicional anuario (esta vez se trata del número nueve).

Habrá una lectura de poesía, narrativa y teatro, en la cual participarán los escritores Lucía Ballester Ortiz, Amelia del Castillo, Heriberto Hernández, Yvonne López Arenal, Carlos Pintado, Etnairis Rivera y Lourdes Vázquez.

La presentación estará a cargo de los directores de Baquiana, Patricio E. Palacios y Maricel Mayor Marsán.



Buscar en este blog

Sobre este blog

El Reducto que los ingleses se negaron a canjear por la Florida

Sindicación

Agregador para sindicación en XML


Archivo

Calendario

domlunmarmiéjueviesáb
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031