• Registrarse
  • Iniciar sesión

Recordar que todos somos cubanos

43 Comentarios Enviar Print

Toda crisis es una oportunidad. La del Gustav nos propicia la posibilidad de recordar que todos somos cubanos, como acaba de pedirnos el disidente y preso de la primavera Negra del 2003, Oscar Espinosa Chepe. ¿Sabremos aprovecharla?

¿La sabremos aprovechar los que desde el destierro sentimos la obligación de actuar de manera urgente y solidaria con familiares, amigos y cualquier cubano hoy afectado por esta tragedia? ¿La sabrá aprovechar el gobierno cubano para abrir sus muros y permitir que la solidaridad de cualquier persona sensible llegue a la isla de manera rápida y eficaz? ¿La aprovechará el gobierno de Estados Unidos para demostrar que su conflicto con el de Cuba no es más importante que el dolor de su pueblo?

“Aprovechar” la oportunidad que brinda esta crisis no equivale a manipularla para sacar dividendos de ella. No es mandar cajitas con logos y consignas de organizaciones políticas ni competir por el control de la distribución de donaciones con fines clientelistas, sean gubernamentales o de la oposición. Tampoco es lucrar a expensas de la desgracia ajena. Para que esta crisis permita recordarnos a todos que somos una sola nación tenemos que renunciar a cualquier práctica oportunista o mezquina y trabajar juntos – sí, juntos- en extender la urgente ayuda que necesitan los afectados.

Trabajar de consuno supone reglas de juego que permitan crear la base de confianza mínima que requiere el que enemigos tradicionales sean capaces de cooperar sobre un aspecto puntual de manera coyuntural y específica. Me permito sugerir algunas en ese sentido.

1) El gobierno cubano debe declarar de manera oficial que el país ha sufrido un desastre que reclama el concurso de la ayuda internacional y aceptar toda la cooperación bilateral que le sea brindada por organismos multilaterales y otros gobiernos, independientemente de sus actuales afinidades o enemistades con aquellos. Adicionalmente debe decidir cuál o cuáles instituciones humanitarias no gubernamentales (Cruz Roja / Caritas/ otras) reconoce y autoriza para que de manera directa –aunque en coordinación con las correspondientes agencias nacionales, municipales y locales-, distribuyan ayuda humanitaria y cooperen en las tareas de reconstrucción. En los próximos meses el gobierno debe suspender todo arancel sobre donaciones colectivas o individuales (traídas por pasajeros) y debería considerar la reducción, al menos temporal, de las tarifas telefónicas y la tasa de cambio de divisas. El gobierno debiera considerar invitar a las organizaciones no gubernamentales y organismos internacionales que participen de esa cooperación a la creación de una Comisión Conjunta de Colaboración y Transparencia para la Recuperación que contribuya a una mejor coordinación entre las diferentes agencias y ofrezca a los donantes, cubanos y extranjeros, una razonable garantía del uso adecuado de los recursos.

2) El gobierno de Estados Unidos debe suspender en los próximos meses las restricciones que regulan el envío de paquetes, remesas y viajes a Cuba y facilitar las licencias correspondientes a las organizaciones no gubernamentales que las necesiten para trabajar en la viabilización de la ayuda y las tareas de reconstrucción. También debe mostrarse excepcionalmente generoso en la oferta de ayuda y cooperación bilateral para los damnificados e incluso ofrecer su disposición a colaborar con las tareas de reconstrucción.

3) Las agencias que organizan viajes a Cuba o tramitan el envío de paquetes y remesas desde cualquier país debieran considerar de inmediato ofertar precios especiales en los próximos meses para facilitar que toda la ayuda y los contactos familiares fluyan de manera fácil.

El único rédito político que debe esperarse de esta cooperación es el que permite la creación de una base puntual de reencuentro y un cambio en las perspectivas sobre el demonizado “enemigo”.

Si todos somos capaces de dar un paso al frente y trabajar con reglas trasparentes en este humanitario esfuerzo es posible que dentro de unos años podamos agradecer al Gustav la oportunidad que nos ofreció para reunificar la nación.



Buscar en este blog

Sobre este blog

La sociedad cubana ante el cambio

Sindicación

Agregador para sindicación en XML

Autor: Juan Antonio Blanco

Juan Antonio Blanco

Juan Antonio Blanco Gil. (Cuba) Doctor en Historia de las Relaciones Internacionales, profesor universitario de Filosofía, diplomático y ensayista. Reside en Canadá.
Contacto: [email protected]

 

Mis tags

aislamiento ALBA Alvaro Colom América Latina America Latina amistad Argentina Asamblea Nacional asistencia humanitaria autodeterminacion autonomía ayuda humanitaria Barack Obama bases militares Bastión 2009 Bill Clinton Black Caucus bloqueo Boutflika Brasil Caetano Veloso cambio cambios en Cuba cambios en cuba cárceles Caribe Carlos Alberto Montaner Carlos Manuel de Cespedes Castro Chavez Chávez Chiang Kai Chek Chile China Clinton Collin Powell Colombia Comisión Interamericana de Derechos Humanos conflicto Conflicto Cuba Estados Unidos Congreso de Estados Unidos Congreso del PCC Congreso PCC Consenso Cubano Constitución de 1940 controles conversaciones conversaciones Cuba conversaciones migratorias Corea del Norte crisis crisis alimentaria Crisis de los Cohetes crisis en Cuba Crisis en Honduras crisis en Honduras crisis financiera Cuba Cuba y Estados Unidos Cuba-Estados Unidos Cultura cubana Cumbre de las Américas Damas de Blanco Declaración de Concordia demandas populares democracia deporte derechos humanos derechos migratorios desarrollo destierro diálogo diálogos Diáspora diáspora doables Dos Santos economía cubana elecciones en Estados Unidos elecciones en Honduras elecciones en Uruguay elite de poder embargo espias cubanos estado de derecho Estados Unidos etite de poder Europa exilio exilio cubano fascismo felicidad Felipe Pérez Roque Fidel Fidel Castro Fidel Castro. Cuba. Unión Europea Filarmónica de New York Generacion Y Generación Y generaciones gerontocracia gobierno cubano gobierno de Estados Unidos Gorki Granma Gustav hambruna Hilda Molina Honduras Howard Berman Hugo Chávez Hugo Chavez huracanes Ike Ingrid Betancourt iniciativa privada inmigrantes inmovilismo integración regional internet Internet intolerancia Iran John McCain Juana Bacallao Juanes Julio Fernández Bulté Kennedy Kruschev libertad libertad de expresión libertad de movimiento Libertad para los Cinco libertades Lincoln Díaz Balart logros socialistas Luis Posada Cariiles Machado Ventura maniobras militares cubanas Manuel Zelaya Mao Tse Tung Mesa Redonda Miami Michelle Bachelet micro créditos miedo migración migracion migración. derecho de circulación migración. diáspora migrantes migrantes cubanos militares militarizacion monarquía absoluta. líderes Musavi nación negociación negociaciones New York Times Nicaragua noviolencia Obama OEA Oliver Stone ONU oposición oposicion interna Oscar Arias Partido Comunista de Cuba paz Paz sin Fronteras Pepe Lobo Pepe Mujica permisos de salida y entrada a Cuba permisos de entrada y salida permisos de salida y entrada permisos de salida y entrada a Cuba Plebiscito polémica política política migratoria politica migratoria cubana presos presos políticos Propuesta para una Sociedad Participativa pueblo cubano. Obama Putin PYMES Ramiro Valldes Raul Raul Castro Raúl Castro Raul. Fidel reconciliación reformas Reformas régimen Reinaldo Escobar relaciones Cuba y Estados Unidos remesas represión revolución Revolucion Bolivariana Revolución Cubana Robert M Morgenthau Rusia Sara Palin Sean Penn seguridad nacional Silvio Rodriguez soberania soberanía socialismo socialismo de Estado sociedad civil sociedad de información soft power spoilers terrorismo tolerancia totalitarismo UNASUR Union Europea Unión Europea Venezuela VI Congreso viajes viajes a Cuba violencia en Honduras Yoani Sánchez Yoani Sanchez Zelaya

Archivo

Calendario

domlunmarmiéjueviesáb
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930