• Registrarse
  • Iniciar sesión

La paz, el conflicto y Juanes

Enviar Print

El derecho a expresar una opinión es sagrado y la pasión al defenderla no es una debilidad. Sin embargo, para que las pasiones sean útiles hay que impedir que interfieran la razón. Afortunadamente la inmensa mayoría del exilio cubano ya lo entiende de ese modo y Juanes lo sabe. El distinguido compositor y cantante ha comprendido el dolor que anida detrás de las interrogantes levantadas en torno a su concierto. Eso habla de su sensibilidad e inteligencia.

Mientras tanto -no exentos de temor ante la eventualidad de que en algún momento del evento pierdan el control sobre los famosos visitantes o el público - las autoridades de la isla intentan posicionarse de otro modo frente a la iniciativa del artista. Han decidido que si el concierto se suspendiera el hecho será presentado como expresión de un exilio “cuya intransigencia lo opone a otorgar unas horas de esparcimiento a sus paisanos”. Si se realiza, lo anotarán como “una victoria de la flexibilidad de la revolución pese a la intolerancia de la Mafia de Miami”.

Pero el problema no ha sido ni es Miami. Más allá de aisladas acciones marginales realizadas por grupos no representativos, la comunidad cubano americana no ha cuestionado el derecho que asiste al artista de ir y cantar en Cuba. El problema que preocupa a todos es que el concierto se realiza en un inevitable contexto político. Negarlo es pueril. Por muchas medidas que Juanes adopte para evitarlo, todo lo que se hace en un estado totalitario esta signado por la política. Haga lo que haga, Juanes no podrá sustraerse a esa realidad. Podría serle de utilidad al respecto meditar sobre lo que en una ocasión expresara Gorki, el cantante de “Porno para Ricardo”, cuando dijo “a mí no me gusta la política, pero parece que yo le gusto a ella”. La política – con sus múltiples y sutiles trampas- perseguirá a Juanes desde que aterrice en Cuba y hasta el momento de su partida. Debe asumirlo.

Sin embargo, eso no disminuye el valor humano de la iniciativa del colombiano. Llevar gratuitamente su arte a un pueblo agobiado por una asfixiante cotidianidad es un gesto loable que merita ser reconocido y agradecido por todos.

Juanes, desplegando audacia y generosidad, desea cantarle a “la paz” desde la isla. Pero algunos han criticado esa idea afirmando que -no habiendo hoy una guerra en Cuba- sería preferible que elevara un canto a “la libertad”. En mi opinión, no son temas excluyentes. La ausencia de acciones bélicas no equivale a que la paz se haya hecho presente. Tampoco el que no existan acciones armadas supone la inexistencia de violencia. La represión de las libertades públicas en Cuba es, de hecho, una expresión de violencia. Cantar a la paz presupone en este caso cantar a la libertad y viceversa.

Si Juanes padece de alguna confusión – no lo sé, no me consta- es probable que sea otra, muy difundida entre diversos sectores: la incomprensión sobre la naturaleza endógena del conflicto cubano. Muchos creen que se trata de un enfrentamiento bilateral entre Cuba y Estados Unidos.

Sin embargo, la realidad es que el núcleo duro del conflicto se expresa entre la población de la isla y un régimen totalitario que, al negarle derechos y libertades básicas, resulta incapaz de satisfacer sus necesidades materiales y espirituales. Si bien es cierto que hoy no existe una “guerra” en el territorio nacional –aunque la hubo y cruenta por varios años- el conflicto y sus causas persisten. La paz no ha triunfado, la violencia no ha desaparecido y el conflicto continúa.

La solución del conflicto cubano no radica en trascender una disputa bilateral, religiosa o territorial, sino en recuperar derechos y libertades ciudadanas negadas por el régimen allí imperante. Es en Cuba donde radica el problema y están sus actores principales: el Estado totalitario y el pueblo cubano, del que su diáspora es parte inseparable.

No creo que Juanes padezca de ideas malsanas sino, en todo caso, de lagunas informativas y algunos presupuestos errados. En realidad –reitero- no lo sé, no me consta. Pero prejuzgarlo culpable de complicidad con los represores y empujarlo -entre suspicacias, amenazas e insultos- hacia las filas de quienes en La Habana desearían sumarlo a sus torcidas estrategias, es una postura impresentable.

Por mi parte confío que la integridad del joven artista se imponga a las manipulaciones de la gerontocracia cubana y que su canto dé respiro y aliento a todos aquellos a quienes la vida cotidiana en la isla ofrece pocos.

¡Suerte Juanes! !Te deseo un Woodstock cubano!



Buscar en este blog

Sobre este blog

La sociedad cubana ante el cambio

Sindicación

Agregador para sindicación en XML

Autor: Juan Antonio Blanco

Juan Antonio Blanco

Juan Antonio Blanco Gil. (Cuba) Doctor en Historia de las Relaciones Internacionales, profesor universitario de Filosofía, diplomático y ensayista. Reside en Canadá.
Contacto: [email protected]

 

Mis tags

aislamiento ALBA Alvaro Colom América Latina America Latina amistad Argentina Asamblea Nacional asistencia humanitaria autodeterminacion autonomía ayuda humanitaria Barack Obama bases militares Bastión 2009 Bill Clinton Black Caucus bloqueo Boutflika Brasil Caetano Veloso cambio cambios en Cuba cambios en cuba cárceles Caribe Carlos Alberto Montaner Carlos Manuel de Cespedes Castro Chavez Chávez Chiang Kai Chek Chile China Clinton Collin Powell Colombia Comisión Interamericana de Derechos Humanos conflicto Conflicto Cuba Estados Unidos Congreso de Estados Unidos Congreso del PCC Congreso PCC Consenso Cubano Constitución de 1940 controles conversaciones conversaciones Cuba conversaciones migratorias Corea del Norte crisis crisis alimentaria Crisis de los Cohetes crisis en Cuba Crisis en Honduras crisis en Honduras crisis financiera Cuba Cuba y Estados Unidos Cuba-Estados Unidos Cultura cubana Cumbre de las Américas Damas de Blanco Declaración de Concordia demandas populares democracia deporte derechos humanos derechos migratorios desarrollo destierro diálogo diálogos Diáspora diáspora doables Dos Santos economía cubana elecciones en Estados Unidos elecciones en Honduras elecciones en Uruguay elite de poder embargo espias cubanos estado de derecho Estados Unidos etite de poder Europa exilio exilio cubano fascismo felicidad Felipe Pérez Roque Fidel Fidel Castro Fidel Castro. Cuba. Unión Europea Filarmónica de New York Generacion Y Generación Y generaciones gerontocracia gobierno cubano gobierno de Estados Unidos Gorki Granma Gustav hambruna Hilda Molina Honduras Howard Berman Hugo Chávez Hugo Chavez huracanes Ike Ingrid Betancourt iniciativa privada inmigrantes inmovilismo integración regional internet Internet intolerancia Iran John McCain Juana Bacallao Juanes Julio Fernández Bulté Kennedy Kruschev libertad libertad de expresión libertad de movimiento Libertad para los Cinco libertades Lincoln Díaz Balart logros socialistas Luis Posada Cariiles Machado Ventura maniobras militares cubanas Manuel Zelaya Mao Tse Tung Mesa Redonda Miami Michelle Bachelet micro créditos miedo migración migracion migración. derecho de circulación migración. diáspora migrantes migrantes cubanos militares militarizacion monarquía absoluta. líderes Musavi nación negociación negociaciones New York Times Nicaragua noviolencia Obama OEA Oliver Stone ONU oposición oposicion interna Oscar Arias Partido Comunista de Cuba paz Paz sin Fronteras Pepe Lobo Pepe Mujica permisos de salida y entrada a Cuba permisos de entrada y salida permisos de salida y entrada permisos de salida y entrada a Cuba Plebiscito polémica política política migratoria politica migratoria cubana presos presos políticos Propuesta para una Sociedad Participativa pueblo cubano. Obama Putin PYMES Ramiro Valldes Raul Raúl Castro Raul Castro Raul. Fidel reconciliación reformas Reformas régimen Reinaldo Escobar relaciones Cuba y Estados Unidos remesas represión revolución Revolucion Bolivariana Revolución Cubana Robert M Morgenthau Rusia Sara Palin Sean Penn seguridad nacional Silvio Rodriguez soberania soberanía socialismo socialismo de Estado sociedad civil sociedad de información soft power spoilers terrorismo tolerancia totalitarismo UNASUR Union Europea Unión Europea Venezuela VI Congreso viajes viajes a Cuba violencia en Honduras Yoani Sánchez Yoani Sanchez Zelaya

Archivo

Calendario

domlunmarmiéjueviesáb
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031