• Registrarse
  • Iniciar sesión

Clásico fracaso II

15 Comentarios Enviar Print

Clásico fracaso II

Hay peloteros con talento en la isla

Pese a ser eliminados en la segunda fase, varios peloteros del equipo Cuba mostraron talento en los seis juegos que efectuaron. Hay jugadores en esa novena que de acuerdo a lo que se vio en el terreno no tengo ninguna duda que pueden jugar a un buen nivel profesional en Estados Unidos.

Los jardineros Frederich Cepeda, Yoennis Céspedes, Alfredo Despaigne y los jugadores de cuadro Yuliesky Gourriel y Héctor Olivera a mi entender tienen el potencial para jugar en la pelota profesional. Unos más rápido que otros pero pienso que pueden hacer el grado en caso de que un día busquen la libertad.

Por su parte, a Cepeda y Céspedes los veo listo para dar el salto a las mayores en este mismo momento. Cepeda mostró una paciencia en el plato diferente al resto del equipo, sabe jugar en los jardines, es seguro, además batea a la hora buena y se sabe ajustar de un lanzamiento a otro.

Céspedes es más joven y también tiene excelentes condiciones. Después que cometió el costoso error ante Japón y que tenía toda la presión del mundo encima, pudo venir dos entradas más tarde y disparar un triple. Sabe correr muy bien las bases, es rápido y tiene brazo. Ese muchacho tiene madera de profesional.

Entre los lanzadores, Aroldis Chapman y Vladimir García son los que más talento mostraron. El joven zurdo holguinero con esas 98-99 millas que tira en la recta y a veces 100 tiene sin duda un puesto en cualquier equipo de las mayores, solo tiene que aprender a lanzar, y corregir los errores que tiene, pero el talento está ahí y con sus 21 años ni hablar del potencial que trae a cualquier organización de las mayores.

Vladimir García por su parte, mantuvo su recta en las 97 millas y tiro la curva con buen rompimiento, ese también puede lanzar acá sin muchos problemas si tomamos en cuenta su talento.

Norge Luis Vera y Yuniesky Maya también lucieron bien y saben lanzar aunque Vera ya está más cerca del retiro que de otra cosa.

Por otra parte, varios peloteros como Eduardo Paret, Pedro Luis Lazo, Ariel Pestano, Rolando Meriño, Ciro Silvino Licea y Norge Luis Vera ya están en los finales de sus carreras y pienso que si en Cuba hubiera más nivel en las Series Nacionales, dentro de este grupo solo Lazo y Vera hubieran asistido al Clásico. Amén de la confiabilidad política que pueda tener alguno de ellos y que esa sea la causa de que hicieran el team Cuba, años atrás llevaban peloteros confiables pero con más calidad que estos. ¿Que hacen Ciro Silvino Licea y Rolando Meriño a estas alturas en un equipo nacional cubano?

La presión desde Cuba

Esto es algo que tenemos que tomar en cuenta a la hora de analizar cualquier desenvolvimiento del equipo. Ninguno de estos jugadores juega relajado, cómodo o por placer. Todos salen al terreno con una presión enorme sobre sus hombros y esto puede tener un papel clave en cómo se desenvuelven.

Salvando las comparaciones que pueden ser inexactas, es como la diferencia de jugar un partido de temporada regular o uno en la Serie Mundial, el ambiente es diferente y la reacción de los jugadores es distinta.

La presión puede influir de una forma positiva o negativa, a veces para bien o a veces para mal, por un lado en ocasiones los peloteros salen a jugar eufóricos y lucen mejor que lo que son. Por otra parte, puede afectarlos y juegan disminuidos y más cuando enfrente tienen a un pitcher que los domina y las entradas avanzan.

La cara de muchos de los jugadores lo decía todo ¿Alguien vio a algún pelotero cubano reírse durante el Clásico?

Ni hablar de la represión a la que estaban sometidos esos jugadores para evitar que alguno escapara. No podían hablar con la prensa abiertamente, solo en entrevistas en el terreno de juego y a algunos jugadores exclusivos y estuvieron vigilados todo el tiempo. Esto se toma en Cuba como una guerra y así actúan.

La reflexión tras el partido ante Sudáfrica ganado 8 x1 señalando con nombres y apellidos los errores menores ocurridos en el juego, es una prueba que la presión que tenían encima era mucha, desde el mismo principio y después de una victoria. Así no se puede jugar béisbol tranquilamente.

Problemas de mecánica y descontrol

Una cosa que me llamó la atención fue la mala mecánica de los lanzadores. En total, en los seis juegos cometieron 4 balks, golpearon a ocho rivales y lanzaron cuatro wild pitch. Los balks son algo inaceptable a este nivel, eso apenas ocurre cuando se está entrenado y esos lanzadores llevan entrenando mucho tiempo para esto.

En ocasiones hicieron pitcheos mansos por el medio del home plate cuando tenían al bateador en conteo de 0 bolas y 2 strikes. Con posibilidades de trabajarlo no lo hacían.

Mostraron defectos técnicos que ya tienen que tener aprendido por años, eso no lo van a aprender en el Clásico. Por otra parte, la forma de caer después del windup del lanzador de Villa Clara Yolexis Ulacia, totalmente alejado de cómo debe ser normalmente, resalta el pésimo trabajo que están haciendo los entrenadores cubanos desde la base hasta el equipo nacional. Con nueve temporadas jugando en Cuba debe saber lanzar mejor.

Ariel Pestano es un caso aparte

Bochornosa fue la actitud del receptor Ariel Pestano, en varios momentos agresivo con sus pitchers. Lejos de calmar y dar más confianza al lanzador, el hombre le ponía más tensión al momento. Hasta el punto que en el partido final ante Japón el problema fue más visible. Cuando un pelotero le habla en mala forma a otro jugador en pleno juego, el respeto se pierde por completo en el equipo.

Lo llamativo de esto es que la dirección dejó que hiciera todo lo que quiso, creando problemas con sus compañeros de equipo, en una muestra del poder de este pelotero dentro de la novena. He escuchado muchos comentarios de que es agente de la seguridad cubana, de eso no tengo pruebas, lo que sí es un hecho confirmado es que no son muchos los que simpatizan con el receptor de Villa Clara.

Su forma de actuar dejó mucho que desear y es una buena prueba de que allí no se respeta al manager.

Las causas del descalabro

Independientemente de todo lo que se ha hablado que ocurrió en el terreno de juego son muchas las causas que pueden llevar a que un equipo cubano no pueda verle la bola a varios lanzadores de otro país en dos juegos consecutivos.

Pienso que aparte de los problemas económicos que tiene la isla, la cantidad de errores cometidos a lo largo de muchos años, la falta de entrenadores capacitados pues muchos han abandonado el país y otros andan por el mundo trabajando para el gobierno cubano, la falta de libertad que existe en la isla, el aislamiento a que ha estado sometida esa pelota ha sido clave para que esto pasara.

El que no puedan descifrar lanzamientos de esa manera y de una forma seguida es porque los bateadores no están acostumbrados a ese nivel de calidad. Independientemente del nivel profesional que pueda tener cada uno.

No están acostumbrados a topar con lo mejor del mundo del béisbol y se han ido alejando poco a poco de ese nivel. El jugar solamente entre ellos dentro de la Serie Nacional, sin competir día a día con los mejores peloteros del mundo atrasa a los jugadores y en este Clásico quedó latente esa realidad.



Buscar en este blog

Sobre este blog

Béisbol cubano, cubanos en las Grandes Ligas y ligas profesionales.

Sindicación

Agregador para sindicación en XML

Autor: Fernando Vilá

Fernando Vilá Chao

Escritor, Director Ejecutivo de Pasión Magazine. Escribe desde Miami,FL
palmardejunco@gmail.com

 

Archivo

Calendario

domlunmarmiéjueviesáb
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31