• Registrarse
  • Iniciar sesión

Kendry enciende la mecha

12 Comentarios Enviar Print

Faltan cuatro meses para que se lance la primera pelota del segundo Clásico Mundial de Béisbol, pero desde ya, el anuncio de Kendry Morales con el deseo de jugar por República Dominicana debe tener a más de un dirigente en La Habana nervioso.

¿Volverá el gobierno cubano a protestar e influenciar en la no inclusión de un jugador en el torneo, como hizo con Liván Hernández en el 2006 cuando el derecho trató de jugar por Puerto Rico? Creemos que sí, el mensaje político y la “mala influencia” que un desertor puede tener en el terreno de juego junto a sus ex compañeros es grande. Cuba no permitiría eso.

Según las reglas del Clásico Mundial para tener la oportunidad de jugar por otro país, los peloteros deben mostrar los papeles que avalen su residencia allí. Kendry es residente de la tierra del merengue, ha jugado en la liga invernal y allí ha tenido parte de su carrera como pelotero. Morales tiene todo el derecho legal para representar a su país adoptivo.

Por otro lado las Grandes Ligas están dispuestas a hacer cualquier cosa para asegurar la presencia de Cuba como paso en la primera edición. Aunque esto signifique complacer los caprichos de los dirigentes cubanos como ocurrió con Liván hace 3 años.

Por otra parte, no es seguro que Kendry pueda jugar en un equipo que puede escoger tantos peloteros de sobrada calidad para jugar este torneo. República Dominicana jugará la primera ronda en San Juan, Puerto Rico, junto a Panamá, Holanda y a la novena local.

¿Dejarán jugar a Kendry por República Dominicana? Me parece que no. A pesar de que Cuba y Dominicana sólo se pueden enfrentar a partir de las semifinales esa opción de enfrentar a alguien que los abandonó La Habana no la va a contemplar. Esperemos a ver cuando comienza el pataleo cubano.



Buena oportunidad para Liván

5 Comentarios Enviar Print

Excelente es la oportunidad que los Mets de Nueva York le han dado al derecho Liván Hernández para poder encaminar su carrera en las Grandes Ligas. Llega a la Gran Manzana con un contrato de liga menor y con la intención de ganarse el quinto puesto en la rotación abridora del poderoso equipo.

El derecho necesita hacerlo bien en el entrenamiento primaveral para tener alguna opción en la novena, si no puede ser ese último abridor y es mandado a las menores debe ir al equipo de Triple A de los Mets pues la campaña es muy larga y alguna oportunidad puede tener a lo largo del año.

Con una rotación que incluye a Johan Santana, Oliver Pérez, Mike Pelfrey, y John Maine sólo queda la oportunidad de la quinta posición en la rotación. Liván va a competir por ella con el venezolano Freddy García, Tim Redding, y los jóvenes Jonathon Niese y Bobby Parnell.

Experiencia le sobra para salir adelante, sólo resta que físicamente esté bien, y que pueda dominar a los bateadores contrarios. Quizás esta sea la última oportunidad que un equipo le brinde después de la negativa temporada pasada.



¿El final de Livan?

4 Comentarios Enviar Print

¿El final de Livan?

¿Estamos ante el final de la carrera de Livan Hernández? ¿Podrá recuperarse después de los tropiezos en este 2008? Los hechos hablan por sí mismo. En el invierno pasado le costó trabajo firmar por algún equipo y al final se fue con los Mellizos de Minnesota por un año y cinco millones de dólares, algo ilógico para un hombre de su experiencia que lanza más de 200 entradas en cada temporada. Quizá los scouts le vieron algo negativo como para firmarlo con un contrato de mucho tiempo. En los Mellizos no pudo terminar la temporada y fue firmado por los Rockies de Colorado. Esta novena ya lo quitó como abridor y anunció que estará de relevista.

¡¿Relevista?! Un hombre que desde su debut en 1996 donde lanzó tres entradas no cumple esa función y que su recta está al nivel de las escuelas de este país. Pensamos que el camino no es por ahí.

Livan está pasado de peso, y se ve fuera de forma. Unos especulan que no entrena mucho, otros que no se cuida, lo cierto es que así se ha mantenido por años en Grandes Ligas. En este momento los rompimientos no se le están moviendo, perdió la localización de sus pitcheos, en fin, no lo está haciendo nada bien. Su efectividad de 9.85 en Colorado y de 6.21 en la temporada es una prueba de esto. Aunque su record es de 11 y 11 ha permitido 24 jonrones y 242 hits en 168 entradas lanzadas. Es claro que no ha dominado.

Ahora bien, no podemos perder de vista que este lanzador tiene 33 años, es un brazo de hierro, nunca se lesiona y calladito ya es el quinto lanzador cubano en juegos ganados en la historia de Grandes Ligas con 145. En mi opinión puede recuperarse y llegar a alcanzar las 200 victorias en las Grandes Ligas. Juventud y brazo sano lo acompañan.

Hernández es millonario, tiene negocios y es joven. Preguntémonos ¿tendrá la motivación para seguir en el béisbol? ¿Estaremos ante el final de este lanzador? ¿Se recuperará y podrá volver a ser efectivo cada cinco días? ¿Podrá firmar por algún equipo un contrato multi anual después de las estadísticas de esta campaña? El tiempo nos dirá.



Cubanos en la agencia libre

3 Comentarios Enviar Print

Cubanos en la agencia libre

Un total de cuatro cubanos tienen derecho a la agencia libre en este receso invernal. Dos lanzadores y dos jardineros. Analicemos en que situación se encuentra cada uno de estos veteranos.

Raúl Ibáñez es el más codiciado del grupo.

Es una de las piezas clave de los Marineros de Seattle. Finalizó como líder del equipo en empujadas con 110, segundo en jonrones con 23 y tercero en promedio al bate con 293. Además disparó 43 dobles y anotó 85 carreras. Fue uno de los cinco peloteros en la temporada pasada de las mayores en jugar todos los partidos de su equipo. Es un buen pelotero, con experiencia de 13 campañas y muy útil a su equipo.

Pronóstico: Los Marineros le ofrecerán un contrato de poco tiempo puesto que tiene 36 años.

¿Que hará? Lo rechazará y buscará un equipo que le permita estar por primera vez en una Serie Mundial. El clásico de octubre se ve lejos de Seattle por las próximas temporadas y el cubano americano no tendrá muchas oportunidades por su edad de tener un anillo.

Livan Hernández en mal momento.

El derecho posee un brazo de hierro pero parece que eso no será suficiente. En la temporada del 2008 estuvo en Minnesota y Colorado. Su record de 13-11 no refleja lo desastrosa que fue esta campaña. Su efectividad de 6.05 no es un buen indicador. Además permitió 257 hits en 180 entradas lanzadas.

Pronóstico: Los Rockies no le ofrecerán contrato alguno.

¿Que hará? Debe firmar por cualquier novena que aunque sea le ofrezca un pacto de liga menor. Tiene 33 años y le debe quedar mucho en su brazo. Necesita una oportunidad y no la debe dejar pasar.

Duque a las puertas del retiro.

Orlando Hernández dice que está mejorando de su lesión y eso es una buena señal para él. Conociendo el espíritu de guerrero y su corazón de luchador no debe haber sido fácil lo que pasó en el 2008 sin poder lanzar. Por otra parte, si no está en condiciones para el 2009, debe pasar al retiro.

Pronóstico: Omar Minaya se inclina por este tipo de jugador más que probado en momentos claves. No es difícil pronosticar que después de asegurarse de que está bien le ofrecerá un contrato al estelar cubano.

¿Que hará? Mientras su cuerpo se lo permita él va a continuar. Si se lo ofrecen va a firmar con los Mets de Nueva York y buscará esa Serie Mundial que se le ha escapado con el equipo de la Gran Manzana.

Luis González todavía es importante

Luis González puede aportar mucho a un equipo de pelota a pesar de sus 41 años. Tanto en el terreno como en el clubhouse. Los Marlins de la Florida firmaron al veterano Wes Helms lo que puede indicar que no buscarán renovarle el contrato al tampeño sólo con el objetivo de aconsejar a los más jóvenes, pues ya esto lo pueden tener con Helms. No perdamos de vista que Gonzo disparó 26 dobles y ocho jonrones en 341 veces al bate o lo que es lo mismo, todavía puede batear en este béisbol.

Pronóstico: Los Marlins no le ofrecerán contrato como jugador, pero, si quizá en algún puesto dentro del equipo como coach o consejero.

¿Que hará? Tomará cualquier posición dentro de los Marlins donde están sus compatriotas Fredi González y Carlos Tosca. Aunque su natal Tampa pudiera ser una excelente opción. El equipo campeón de la Liga Americana tiene 3 agentes libres en los jardines y allí pudiera ser bateador designado y estar cerca de su casa.



La Patria lo llama

1 Comentarios Enviar Print

El sitio ESPNdeportes.com publicó una interesante entrevista realizada por el periodista dominicano Enrique Rojas al lanzador Livan Hernández sobre las recientes medidas de la Casa Blanca en relación a los viajes a Cuba que reproduzco para los lectores de Palmar de Junco.

La Patria lo llama

Liván Hernández recibe con beneplácito la nueva disposición de la Casa Blanca con respecto a la isla, aunque duda que mejore la situación particular de jugadores como él. Espera que el gobierno cubano les permita a los peloteros volver a su país.

 

Por Enrique Rojas
ESPNdeportes.com

Liván Hernández tiene un sueño, mucho más importante que ganar el premio Cy Young, la conquista de otro anillo de la Serie Mundial o firmar un contrato millonario.

Hernández sueña con poder regresar a Cuba, de donde escapó hace 14 años para tratar de jugar en las Grandes Ligas. A pesar de los logros personales y los 50 millones de dólares devengados en salarios, el lanzador siente un vacío difícil de llenar.

"Nosotros [los peloteros cubanos] tenemos algo que llevamos por dentro, el sufrimiento de no poder regresar", dijo Hernández el lunes a ESPNdeportes.com.

"Aunque uno haya ganado todo el dinero y haya disfrutado de jugar en el mejor béisbol del mundo, cuando el tiempo te da hay cosas que extraña que no las puede compensar", agregó el pitcher de los Mets de Nueva York.

Pero Hernández no está muy optimista de que el gobierno cubano le permita volver a él o cualquier otro de los desertores del equipo nacional sin enfrentar represalias.

El lanzador recibió con beneplácito la nueva disposición de la Casa Blanca con respecto a Cuba, pero duda que eso mejore la situación particular de los jugadores que dejaron el país para convertirse en profesionales.

El lunes, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, levantó todas las restricciones de viajes y envío de remesas para los cubano estadounidenses con familia en Cuba.

El presidente encomendó a los secretarios de Estado, Tesoro y Comercio tomar las medidas necesarias para levantar todas las restricciones a individuos para que visiten familiares en Cuba y les envíen remesas.

Además, autorizó que compañías norteamericanas establezcan conexiones de fibra óptica y satelitales con Cuba y negocien con sus homólogas en la isla para ofrecer servicios de telefonía móvil y ampliar la lista de productos humanitarios que puedan ser exportados a la lista.

La apertura de la Casa Blanca beneficiaría a casi dos millones de cubanoamericanos y cubanos residentes en Estados Unidos, pero poco probable a los peloteros desertores.

"Le están permitiendo ir a los ciudadanos, pero nosotros los peloteros estamos en otro sistema de la mira [del gobierno cubano]. No sé si habrá un cambio, pero si lo hay tiene que salir del gobierno cubano, no de Obama", dijo Hernández.

"Me gustaría un borrón y cuenta nueva, pero el dolor que ellos llevan por nosotros haber desertado del equipo nacional sigue ahí", dijo Hernández. "Me gustaría volver a mi país como lo hacen los dominicanos, los puertorriqueños, los venezolanos, regresar al país y disfrutar con la familia un rato", agregó.

Hernández piensa que el gobierno cubano debería permitir que los peloteros jueguen en ligas internacionales y permitirles regresar sin problemas. Incluso, podrían cobrar impuestos a los salarios que los jugadores devenguen en el exterior y los tendrían a mano para convocarlos a compromisos internacionales.

"Se puede hacer algo para que los muchachos jueguen y regresen a Cuba. Alguna ley, pero que le permitan jugar. Sería buena idea, que lo hagan, ahora mismo no ganan dinero con nosotros", dijo.

"Solamente jugar en Grandes Ligas y poder volver a tú país lo vale. Espero que algún día me dejen regresar. Han muerto muchos de mis familiares y no he podido ir", agregó Hernández.

Hernández, ahora de 34 años, abandonó Cuba en septiembre de 1995 y firmó un contrato millonario con los Marlins de Florida. Dos años más tarde ayudó a que los floridanos ganaran su primera Serie Mundial, resultando el Jugador Más Valioso del evento.

En 14 temporadas con Florida, San Francisco, Montreal, Washington, Arizona, Minnesota, Colorado y Nueva York tiene marca de 148-139 y ha trabajado al menos 200 entradas en nueve temporadas.

Su hermano Orlando Hernández, un agente libre actualmente, también escapó de Cuba, en julio de 1996.

En una hipotética política de "borrón y cuenta nueva" en Cuba para los peloteros que salieron ilegalmente del país, Hernández adoraría volver a vestir la camiseta roja en competencias internacionales.

"Nosotros, los que nos fuimos primeros, [probablemente] no podremos jugar en el equipo, pero la idea de todos nosotros es que nos dejaran jugar nuevamente de Cuba", dijo.

"Si nos dejan, nos gustaría jugar en el Clásico Mundial. Llevar las cuatro letras de Cuba en el pecho, por amor al país", puntualizó Hernández.

Mientras millones de sus compatriotas convertirán en realidad viejas aspiraciones tras la apertura ordenada por Obama, para Hernández y los otros peloteros que escaparon de Cuba, un regreso no parece algo cercano. Al menos no por ahora.



Buscar en este blog

Sobre este blog

Béisbol cubano, cubanos en las Grandes Ligas y ligas profesionales.

Sindicación

Agregador para sindicación en XML

Autor: Fernando Vilá

Fernando Vilá Chao

Escritor, Director Ejecutivo de Pasión Magazine. Escribe desde Miami,FL
palmardejunco@gmail.com

 

Archivo

Calendario

domlunmarmiéjueviesáb
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930