• Registrarse
  • Iniciar sesión

Cubanos en la agencia libre

Comentarios Enviar Print

Cubanos en la agencia libre

Tres lanzadores cubanos que jugaron en Grandes Ligas en la pasada campaña optarán por la agencia libre en este receso invernal.

Danys Báez

El pinareño lanzó en 59 partidos como relevista, logró 15 holds, ganó cuatro, con seis derrotas y su efectividad fue de 4.02. Le conectaron para un average de .222.

Un dato importante para los Orioles de Baltimore si deciden firmarlo de nuevo, es que Báez tuvo un excelente record en el Camden Yards con dos victorias, dos derrotas y efectividad de 1.73 en 41 entradas y dos tercios lanzadas, todo esto en 31 partidos en casa.

Su actuación en el 2009 mostró que está recuperado de su lesión en el codo que lo alejó de los terrenos en el 2008. El derecho de 32 años puede ser útil tanto con los Orioles como con otro equipo que necesite un relevista intermedio.

José Ariel Contreras

Este otro lanzador pinareño tuvo una temporada digna para analizar, salió por la puerta trasera de los Medias Blancas de Chicago luego que Ozzie Guillen se cansó de la inconsistencia del cubano. Fue a parar a los Rockies de Colorado donde tuvo las dos funciones y relevó en cinco partidos. Esta es su cantidad más alta como relevista desde la temporada del 2003.

Contreras no estuvo mal en Denver, su promedio de carreras limpias de 1.59 en 17 entradas es bueno, aunque es muy poco trabajo para medir realmente si se recuperó de su mal momento en Chicago.

En total, tuvo marca de 6-13, con un promedio de carreras limpias de 4.92 en 131.2 entradas lanzadas y los bateadores rivales le conectaron para .272.

No creo que sea bueno para el quedarse en Colorado, un equipo que fue a playoff y donde va a haber presión en el 2010 por volver a estar en post temporada, si pienso que se debe quedar en la Liga Nacional donde no lo conocen mucho.

Con José Ariel siempre existe la duda de “como vendrá hoy”. Puede lucir inmenso como en la temporada del 2005, pero también por momentos parece que es el peor pitcher de esta pelota.

Ya veremos si todavía le queda gasolina para seguir en el mejor nivel.

Livan Hernández

 

Al igual que Contreras, Livan empezó la campaña en una novena y terminó en otra. Hernández llegó a tener marca de cinco y uno con los Mets de Nueva York pero a mediados de agosto el equipo de la Gran Manzana lo dejó libre por su errático desempeño. Firmó entonces con los Nacionales de Washington donde tampoco lo hizo bien.

Sus números en general fueron; nueve victorias, 12 derrotas y efectividad de 5.44 en 31 aperturas. Permitió 220 hits en 183.2 entradas lanzadas, le batearon para .308

Livan tiene a su favor que garantiza lanzar muchos innings y no se lesiona. Es conocido que el se siente cómodo en Washington con el trato del equipo y con la ciudad en general y en la capital del país no tendrá la presión por lanzar de una forma efectiva cada cinco días pues este es un equipo que no debe estar entre los favoritos en el 2010.

A los Nacionales por su parte, no les vendría mal tener a un lanzador de estas características que pueda consumir muchas entradas y traer experiencia al staff de pitcheo.



Livan Hernández, caballo de hierro

2 Comentarios Enviar Print

Livan Hernández, caballo de hierro

 

Jorge Ebro

 

Nuevo Herald

 

Liván Hernández es la pura imagen del veterano.

 

Mientras sus compañeros juegan cartas o matan el tiempo de cualquier manera antes de que comiencen los entrenamientos, él permanece sentado en su silla como si se perdiera en sus propios pensamientos. Sereno, imperturbable.

 

Aislado de todo y de todos en el clubhouse de los Nacionales de Washington, Liván se encuentra a sí mismo y abre el libro de la memoria donde estudia a los rivales y analiza sus actuaciones con una crítica que más parece un látigo sobre cada error.

 

"Creo que mucha gente no conoce al verdadero Liván Hernández'', afirma el legendario narrador de los Marlins, Felo Ramírez. "Pocos estudian tanto el béisbol como él. De hecho, Liván es el único pitcher que vive de su inteligencia, porque velocidad ya le queda poca. ¿Dime quién puede ponchar en las Grandes Ligas con una bola de 60 millas?".

 

Pero bajo esa imagen relajada también se esconde un Liván repleto de felicidad, porque la rodilla que tanto le molestó en las últimas dos temporadas se encuentra totalmente curada y el antillano espera que a partir de la venidera campaña comenzará la segunda parte de su carrera.

 

"Lo peor ha quedado atrás y ahora estoy ciento por ciento saludable de las rodillas'', explica el serpentinero de 34 años. "Este invierno voy a entrenar como nunca y el próximo año verán a un Liván en condiciones superiores. Todavía me queda mucho en las Mayores, entre cinco y seis temporadas según mi cuenta''.

 

Por un momento, sin embargo, pareció que esa cuenta se acababa. Cuando los Mets tiraron la toalla con Liván hace unas semanas, dio la impresión de que el mundo entero del béisbol lo haría igual, y algún que otro comentarista llegó a decir que el cubano podría estar cerca del final de su carrera.

 

Los Nacionales, por el contrario, tenían otra idea en mente, pues conocían muy bien lo que el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial de 1997 era capaz de lograr en términos de competitividad y experiencia.

 

Uno de los lanzadores más defensivos de todos los tiempos -sólo 11 errores en su carrera-, Liván es considerado un verdadero "Caballo de Hierro'' en las Grandes Ligas, un devorador de innings.

 

Entre 1998 y el 2007 nunca sumó menos de 199 entradas, del 2003 al 2005 lideró la Liga Nacional en entradas trabajadas y en los dos primeros de esos años fue el mejor en juegos completos.

 

"Nunca he perdido una salida por mi voluntad, jamás me he escondido tras una excusa para no salir a lanzar'', explica el medio hermano de El Duque Hernández. "A algunos les duele una muela a otro el estómago, yo ni muriéndome dejo de hacer mi trabajo''.

 

Por eso está convencido de que, si la salud le acompaña, su carrera puede extenderse mucho más. Su brazo no sabe lo que es una lesión y su mente opera a una velocidad que ya envidiarían sus rectas.

 

Liván puede estar lanzando una joya o ser víctima de una paliza, parecer a ratos un genio y en otro un pitcher promedio, pero su manera de lanzar se mantiene inalterable, dotándole de una durabilidad pocas veces vista y que, en su caso particular, le ayudaría a lograr una meta muy preciada.

 

"Quiero lograr un alto número de victorias y dejar bien en alto el nombre de los lanzadores cubanos que han pasado por las Mayores'', indica el ex pitcher de los Marlins. ‘‘No tengo en mente un número en específico, pero sí deseo que esa cifra tenga resonancia en la historia de mi gente''.

 

Con 155 triunfos en 14 campañas -incluyendo esta-, Liván es el quinto en la lista de más ganadores entre los cubanos en la gran carpa, sólo por detrás de Luis Tiant (229), Adolfo Luque (194), Mike Cuéllar (185) y Camilo Pascual (174).

 

"Menciono todos esos nombres con respeto y gratitud, y ya con estar entre ellos me siento bendecido'', agrega Liván. "Las victorias y hasta las derrotas son el testamento de la consistencia, de la suma de esfuerzos. Si importante es llegar, mejor es mantenerse. Eso es lo que más le pido a mis compatriotas jóvenes. Los cubanos, por desgracia, aún somos pocos en las Mayores, por eso tenemos que dar el ejemplo, no un día, sino toda la vida''.



Livan Hernández el hombre de hierro

2 Comentarios Enviar Print

Livan Hernández el hombre de hierro

El derecho Livan Hernández ya es parte de la historia de la pelota cubana, poco a poco sin muchos premios se ha ido metiendo entre los mejores lanzadores criollos en las Grandes Ligas.

Hace unos días logró sus victorias 150 y 151 en las mayores para convertirse en el quinto antillano y el décimo lanzador latino en lograrlo. Nadie le puede quitar la consistencia que ha tenido a lo largo de sus 14 temporadas en la mejor pelota del mundo.

Hasta ahora es el quinto lanzador cubano con más juegos ganados detrás de verdaderos monstruos del montículo; Luis Tiant 229, Adolfo Luque 194, Mike Cuellar 185 y Camilo Pascual 174. Entre los 67 lanzadores nacidos en Cuba que han pasado por las mayores, Hernández está entre los primeros en casi todos los departamentos.

El año pasado tuvo un mal momento que puso en peligro su carrera. En este 2009, los Mets de Nueva York le han dado otra oportunidad y esta ahí, ya ha ganado cuatro partidos con una derrota y aunque no tiene una efectividad descollante con 4.28 está en la rotación abridora de un equipo ganador y con reales opciones de pasar a la post temporada.

Es cierto que muchos lo acusan de no entrenar duro por su apariencia física, es cierto que ha bajado la velocidad en sus lanzamientos y que no domina todo el tiempo como debe ser un pitcher estelar, pero siempre busca la forma de salir adelante y ganar sus partidos.

Lo más positivo que tiene es que es un trabajador incansable y un seguro lanzador de 200 entradas cada temporada, eso se aprecia mucho por cualquier organización.

Su promedio de carreras limpias de por vida de 4.37 en 2605.2 entradas lanzadas no es nada denigrante en estos tiempos si analizamos todos esos innings trabajados. Además, ha completado la friolera de 46 partidos lo cual ya es algo muy raro en la actualidad. Entre los lanzadores activos es el cuarto en este departamento de juegos completos y noveno en juegos ganados.

Livan Hernández comenzaba a lanzar en las Series Nacionales cuando escapó de la Isla y llegó a los campeonatos cubanos con mucha fama por sus buenas actuaciones juveniles, por ser el hermano de Orlando e hijo de Arnaldo Hernández, pero no era el mejor lanzador del país y estaba todavía muy joven. Su pronta llegada a las Grandes Ligas ha sido clave en la acumulación de las estadísticas.

Es un hecho que Livan es más consistente que otros y no es dado a lesionarse. Pero preguntémonos ¿Que hubieran logrado otros lanzadores de décadas anteriores que triunfaron en las nacionales y selectivas de ayer llegado a Estados Unidos con la edad que llegó el hermano del Duque y con esa estabilidad?



La Patria lo llama

1 Comentarios Enviar Print

El sitio ESPNdeportes.com publicó una interesante entrevista realizada por el periodista dominicano Enrique Rojas al lanzador Livan Hernández sobre las recientes medidas de la Casa Blanca en relación a los viajes a Cuba que reproduzco para los lectores de Palmar de Junco.

La Patria lo llama

Liván Hernández recibe con beneplácito la nueva disposición de la Casa Blanca con respecto a la isla, aunque duda que mejore la situación particular de jugadores como él. Espera que el gobierno cubano les permita a los peloteros volver a su país.

 

Por Enrique Rojas
ESPNdeportes.com

Liván Hernández tiene un sueño, mucho más importante que ganar el premio Cy Young, la conquista de otro anillo de la Serie Mundial o firmar un contrato millonario.

Hernández sueña con poder regresar a Cuba, de donde escapó hace 14 años para tratar de jugar en las Grandes Ligas. A pesar de los logros personales y los 50 millones de dólares devengados en salarios, el lanzador siente un vacío difícil de llenar.

"Nosotros [los peloteros cubanos] tenemos algo que llevamos por dentro, el sufrimiento de no poder regresar", dijo Hernández el lunes a ESPNdeportes.com.

"Aunque uno haya ganado todo el dinero y haya disfrutado de jugar en el mejor béisbol del mundo, cuando el tiempo te da hay cosas que extraña que no las puede compensar", agregó el pitcher de los Mets de Nueva York.

Pero Hernández no está muy optimista de que el gobierno cubano le permita volver a él o cualquier otro de los desertores del equipo nacional sin enfrentar represalias.

El lanzador recibió con beneplácito la nueva disposición de la Casa Blanca con respecto a Cuba, pero duda que eso mejore la situación particular de los jugadores que dejaron el país para convertirse en profesionales.

El lunes, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, levantó todas las restricciones de viajes y envío de remesas para los cubano estadounidenses con familia en Cuba.

El presidente encomendó a los secretarios de Estado, Tesoro y Comercio tomar las medidas necesarias para levantar todas las restricciones a individuos para que visiten familiares en Cuba y les envíen remesas.

Además, autorizó que compañías norteamericanas establezcan conexiones de fibra óptica y satelitales con Cuba y negocien con sus homólogas en la isla para ofrecer servicios de telefonía móvil y ampliar la lista de productos humanitarios que puedan ser exportados a la lista.

La apertura de la Casa Blanca beneficiaría a casi dos millones de cubanoamericanos y cubanos residentes en Estados Unidos, pero poco probable a los peloteros desertores.

"Le están permitiendo ir a los ciudadanos, pero nosotros los peloteros estamos en otro sistema de la mira [del gobierno cubano]. No sé si habrá un cambio, pero si lo hay tiene que salir del gobierno cubano, no de Obama", dijo Hernández.

"Me gustaría un borrón y cuenta nueva, pero el dolor que ellos llevan por nosotros haber desertado del equipo nacional sigue ahí", dijo Hernández. "Me gustaría volver a mi país como lo hacen los dominicanos, los puertorriqueños, los venezolanos, regresar al país y disfrutar con la familia un rato", agregó.

Hernández piensa que el gobierno cubano debería permitir que los peloteros jueguen en ligas internacionales y permitirles regresar sin problemas. Incluso, podrían cobrar impuestos a los salarios que los jugadores devenguen en el exterior y los tendrían a mano para convocarlos a compromisos internacionales.

"Se puede hacer algo para que los muchachos jueguen y regresen a Cuba. Alguna ley, pero que le permitan jugar. Sería buena idea, que lo hagan, ahora mismo no ganan dinero con nosotros", dijo.

"Solamente jugar en Grandes Ligas y poder volver a tú país lo vale. Espero que algún día me dejen regresar. Han muerto muchos de mis familiares y no he podido ir", agregó Hernández.

Hernández, ahora de 34 años, abandonó Cuba en septiembre de 1995 y firmó un contrato millonario con los Marlins de Florida. Dos años más tarde ayudó a que los floridanos ganaran su primera Serie Mundial, resultando el Jugador Más Valioso del evento.

En 14 temporadas con Florida, San Francisco, Montreal, Washington, Arizona, Minnesota, Colorado y Nueva York tiene marca de 148-139 y ha trabajado al menos 200 entradas en nueve temporadas.

Su hermano Orlando Hernández, un agente libre actualmente, también escapó de Cuba, en julio de 1996.

En una hipotética política de "borrón y cuenta nueva" en Cuba para los peloteros que salieron ilegalmente del país, Hernández adoraría volver a vestir la camiseta roja en competencias internacionales.

"Nosotros, los que nos fuimos primeros, [probablemente] no podremos jugar en el equipo, pero la idea de todos nosotros es que nos dejaran jugar nuevamente de Cuba", dijo.

"Si nos dejan, nos gustaría jugar en el Clásico Mundial. Llevar las cuatro letras de Cuba en el pecho, por amor al país", puntualizó Hernández.

Mientras millones de sus compatriotas convertirán en realidad viejas aspiraciones tras la apertura ordenada por Obama, para Hernández y los otros peloteros que escaparon de Cuba, un regreso no parece algo cercano. Al menos no por ahora.



Buena oportunidad para Liván

5 Comentarios Enviar Print

Excelente es la oportunidad que los Mets de Nueva York le han dado al derecho Liván Hernández para poder encaminar su carrera en las Grandes Ligas. Llega a la Gran Manzana con un contrato de liga menor y con la intención de ganarse el quinto puesto en la rotación abridora del poderoso equipo.

El derecho necesita hacerlo bien en el entrenamiento primaveral para tener alguna opción en la novena, si no puede ser ese último abridor y es mandado a las menores debe ir al equipo de Triple A de los Mets pues la campaña es muy larga y alguna oportunidad puede tener a lo largo del año.

Con una rotación que incluye a Johan Santana, Oliver Pérez, Mike Pelfrey, y John Maine sólo queda la oportunidad de la quinta posición en la rotación. Liván va a competir por ella con el venezolano Freddy García, Tim Redding, y los jóvenes Jonathon Niese y Bobby Parnell.

Experiencia le sobra para salir adelante, sólo resta que físicamente esté bien, y que pueda dominar a los bateadores contrarios. Quizás esta sea la última oportunidad que un equipo le brinde después de la negativa temporada pasada.



Buscar en este blog

Sobre este blog

Béisbol cubano, cubanos en las Grandes Ligas y ligas profesionales.

Sindicación

Agregador para sindicación en XML

Autor: Fernando Vilá

Fernando Vilá Chao

Escritor, Director Ejecutivo de Pasión Magazine. Escribe desde Miami,FL
palmardejunco@gmail.com

 

Archivo

Calendario

domlunmarmiéjueviesáb
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031